Google patenta las gafas con proyector integrado

Que se patente no quiere decir que necesariamente vaya a ser una realidad, como tantas veces pasa, pero la nueva patente que se ha conocido de Google nos da una pista de hacia dónde van sus investigaciones. En este caso se trata de un prototipo nuevo de gafas “inteligentes” que incluyen un proyector, lo que vendría a mejorar bastante la experiencia de usuario de las Google Glass.

 

google-glass1

 

La patente data en concreto de mediados de 2013, aunque ha sido ahora cuando se ha dado a conocer, en concreto gracias al portal Talk Android. Su utilidad mayor sería convertir lo que en un principio es una experiencia de usuario individual en una experiencia compartida. Es decir, es muy cómodo llevar puestas unas gafas con una pantalla que va desplegando datos frente a tus ojos, pero no deja de ser una experiencia única que no puedes compartir con la gente que tienes alrededor. Con la inclusión de un mini proyector en las Google Glass se podría solucionar este hándicap, ya que podríamos mostrar sobre cualquier superficie lisa lo mismo que vemos nosotros en nuestra lente, como si estuviera todo el mundo pendiente de una pantalla de ordenador. La experiencia se volvería menos inmersiva e individualista, o al menos eso es lo que se pretende.

Sin embargo ya ha pasado un año y medio y todavía no tenemos noticias de esa posible mejora en uno de los gadgets que ha sido uno de los inventos más mimados por Google y en los que más esperanzas han puesto de los últimos años. Quién sabe si acabará formando parte de la nueva versión del gadget que se lance próximamente al mercado o si acabará esta patente guardada en el cajón junto a otras ingeniosas ideas que nunca vieron la luz.

Lo que sí parece claro es que las Google Glass van a necesitar un buen empujón si quieren romper esa brecha que parece que existe de momento en los consumidores y que impide que de momento se pueda calificar de éxito comercial. Aún tiene que pasar un tiempo hasta que este invento pierda la etiqueta de “friki” y se convierta en un accesorio habitual, o al menos eso es lo que esperan desde Mountain View.

Google X investiga acerca de las pantallas modulares

Las noticias y rumores que salen desde Google X no dejan de sorprender a propios y extraños. Ese pequeño laboratorio de “diabluras” del que han salido proyectos como Google Glass, el coche autopilotado o la iniciativa Loon sigue dando de qué hablar, en este caso relacionado con el campo de la imagen. De hecho podríamos estar ante un primer paso de una posible pantalla “infinita”, tal y como suena.

Hace un tiempo se habló de Project Ara, la investigación de Google para crear smartphones de tipo modular con diferentes piezas intercambiables y conectables entre sí. Pues ahora el concepto se extiende al mundo de las pantallas, según se informa desde el Washington Street Journal.  Se trataría de crear pantallas divididas en módulos que podrían formar superficies sin tamaño ni forma definida, y ampliables según nuestras necesidades. ¿Os imagináis qué clase de pantallas y en qué formatos podríamos verlas? Sería desde luego una oportunidad para el marketing y las señales de información urbanas. ¿Cómo no acordarse de las pantallas gigantes de publicidad que aparecían en los edificios de Blade Runner?

screenshot-med-05

 

La idea sería similar a convertir cada pantalla en un puzzle y hacerlo tan grande como lo necesitemos, con la ventaja de que además se podrían adaptar a distintas formas. No obstante uno de los retos de este proyecto es precisamente lograr que la unión entre los distintos paneles se produzca de forma invisible y no se note desde fuera, y en ello se encuentran trabajando actualmente. Lo que sí se sabe a estas alturas es que cada panel es capaz de mostrar información independiente o de adaptarse a una imagen global junto al resto de paneles, como si se trataran de los píxeles de una pantalla normal.

Detrás de este proyecto se encuentra, entre otras personas, Mary Lou Jepsen, que ya es conocida por otras famosas iniciativas como One Laptot Per Child. Como ocurre con todas las iniciativas que comienzan en Google X, su futuro aún no está garantizado y falta por ver su éxito y viabilidad. Pero las posibilidades que se abren para el futuro son de lo más esperanzador.

El proyecto de ascensor podría hacerse realidad hoy en día

Problablemente sea uno de los proyectos más ambiciosos y extraños de Kickstarter, pero dos años después de anunciarse, aún continúa en marcha y además parece que con visos de convertirse algún día en una realidad. Estamos hablando de la iniciativa para construir un ascensor entre el planeta Tierra y la Luna, lo que permitiría ahorrar de forma increíble en cuestión de viajes espaciales a nuestro entorno más cercano, y convertir los paseos a nuestro satélite en una experiencia cotidiana. Según Liftport, los impulsores del proyecto Lunar Elevator, hoy en día ya podría empezar a construirse este ascensor si se reuniesen los fondos necesarios (valorados en unos “modestos” 800 millones de dólares).

El plazo de construcción calculado es de diez años, así que habrá que tener tranquilidad, porque no se trataría de algo de hoy para mañana. De hecho en los próximos dos años los esfuerzos se van a concentrar en realizar experimentos a menor altura y con robots como tripulantes en lugar de seres humanos. Aún así resulta fascinante escuchar a los promotores de esta iniciativa asegurar que ya se cuenta con la tecnología para construir un cable de más de 300.000 kilómetros de distancia para unirnos con nuestro satélite.

78a00e55a6af12e220f74e58a7d36fa7_large

 

En realidad el “ancla” del ascensor nunca llegaría a tocar la superficie del planeta, sino que se mantendrá “anclada” en el aire. Por otro lado uno de los problemas iniciales del proyecto era solucionar el inconveniente de las diferentes velocidades de órbita de la Tierra y la Luna. Para ello, se utilizará uno de los puntos de Lagrange entre ambos cuerpos, en el que un objeto puede permanecer estacionario pese a las órbitas, para hacer escala allí. Por ello, desde el punto de partida más cercano a la Tierra se partiría hasta el punto de Lagrange, situado a 55.000 kilómetros de la superficie lunar. Y desde este punto se continuaría el viaje, ahora sí, hasta la misma superficie del satélite.

Si quieres aportar tu granito de arena a este proyecto a través de Kickstarter, podrás seguir haciéndolo, ya que la intención de la compañía es seguir reuniendo fondos a través del micromecenazgo, al igual que hicieron con su puesta en marcha inicial. Aunque sea de forma simbólica, no deja de ser significativo que lleguen aportaciones para este proyecto desde todos los puntos del planeta.

 

 

categorias CATEGORIAS: :aronave - ciencia - concept

Futuro tecnologico

Tecnologia del futuro

la tienda del espia - camaras espia
Interesante
Interesante
NOTICIAS POR EMAIL

Te imaginas recibir por correo electronico las ultimas novedades de Futurisima.com...Escribe tu email:

ÚLTIMOS COMENTARIOS
  • nicole: Olí disculpe ahí algo como un kit de cosas que sirven para molestar a mi hermana así como cámaras diminutas...
  • venta de departamentos en azcapotzalco: solo espero que pueda ver la evolicion de las casas aun vivo
  • rodrigo: al igual que todos donde se vende y cuanto cuesta , gracias
  • yoel: esas tecnologias son todavia muy rusticas a lo que se viene de aqui a no mucho tiempo . por ejemplo alguien...
  • Sócrates: En este video explican la noticia: http://www.youtube.com/watch?v =WQ3wDVs2kHY
FEED RSS


Youtube
PING Y MAS
CATEGORIAS