Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Londres podría ser una «ciudad 5G» en 2020

El alcalde de Londres, Boris Johnson, ha expresado recientemente su intención de que la capital británica esté totalmente conectada a las redes 5G en el año 2020, aumentando de forma espectacular las velocidades de conexión a Internet móvil de sus ciudadanos. Este objetivo tiene sentido dentro de un plan de más amplio espectro, que considera el acceso a Internet un derecho para los londinenses equiparable a otros servicios básicos, como el agua potable o el suministro eléctrico, nada más y nada menos.

Otro de los aspectos más interesantes de este plan es la posibilidad de ver en todo momento la calidad de la conexión por zonas de la ciudad, ya que los datos de las velocidades de acceso según los hogares van a ser públicos. Así, cualquier persona podrá identificar cuáles son los «puntos negros» de conexión y exigir la reparación de estos problemas. Igual que cuando se produce un corte de luz o de agua, se podrá reclamar al Ayuntamiento londinense cuando no carguen los vídeos de Youtube.

skyline-londres--644x362

 

El único «problema» de este plan es que las conexiones 5G aún están investigándose y no son una realidad. Pero eso también demuestra la capacidad de anticipación e innovación del equipo de Johnson, que planea que su ciudad esté a la vanguardia tecnológica del mundo en ese sentido. No obstante, aunque el plan se ponga en marcha cumpliendo los plazos establecidos, ello no quiere decir que automáticamente los londinenses vayan a poder navegar por Internet más rápido que el resto de los mortales. Ello es así porque el 5G es un nuevo estándar, y al igual que ha pasado con el 4G y el 3G, va a requerir de dispositivos especialmente adaptados para hacer uso de esta tecnología. Por ello su adopción sería un proceso progresivo. De hecho, antes de que el Consistorio londinense empiece a hacer las primeras obras tendrán que esperar a que las especificaciones de esta tecnología estén terminadas y sean las definitivas.

Está por ver si otras grandes urbes van a imitar los planes de Londres y querrán adelantarse a sus plazos para colgarse la medalla del 5G, pero Londres ya ha dejado claras cuáles son sus intenciones: tener una metrópolis hiperconectada a base de auténticas autopistas para los datos.

ARTICULOS QUE PODRÍAN INTERESARTE

Comparte este articulo

Más historias