Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

La NASA creará coches autónomos para la Tierra y el espacio

Para darse cuenta del nivel tecnológico del que gozamos hoy en día, basta con leer noticias como la que os presentamos a continuación. Y es que no es solo que trate sobre vehículos pilotados de forma automática (que de por sí ya es un gran avance que está a punto de ser una realidad), sino que este nuevo proyecto se hace pensando tanto en la Tierra como en la exploración de otros planetas. Así, tal cual suena.

nissan-leaf

Todo viene por la unión de fuerzas que van a protagonizar Nissan y la NASA, para el https://www.futurisima.com/wp-content/uploads/2005/09/katrina.jpg de nuevo modelos de coches autónomos, después de anunciar un acuerdo entre ambos gigantes que tiene una duración de cinco años. Ambas empresas han anunciado que van a trabajar en el https://www.futurisima.com/wp-content/uploads/2005/09/katrina.jpg de un vehículo que sea respetuoso con el medio ambiente, siguiendo el modelo Leaf de la compañía nipona.

Marthin Sierhius, director del centro de investigación de Nissan y antiguo científico en la agencia espacial norteamericana, ha declarado lo siguiente sobre el proyecto: «es una mezcla perfecta para compaginar los esfuerzos del centro de colaboración Ames de la NASA y los laboratorios de Nissan en Sunnyvale, que se centrarán en mejorar la autonomía y resistencia de los coches».

Por su parte Pete Worde, director del centro de investigación Ames de la NASA, señala que «cuando hablamos de la conducción autónoma estamos transformando la relación entre el coche y el conductor, que pasa de ser de maestro a esclavo a ser como la de una pareja». No sabemos si eso incluye reservar mesa en un restaurante cuando llegue San Valentín, pero lo que está claro es que el futuro apunta claramente a los coches autopilotados, que más pronto que tarde van a empezar a poblar nuestras carreteras. No obstante, hasta que la tecnología esté lo suficientemente madura y sea seguro al cien por cien ir montado en uno de estos coches aún queda algo de camino por recorrer. La cantidad de obstáculos que se pueden encontrar en el interior de una ciudad son innumerables y siempre variables, y si estamos hablando de recorrer la superficie de un planeta desconocido (Marte es por supuesto la opción más lógica), estamos ante escenarios similares o incluso más complejos si cabe.

ARTICULOS QUE PODRÍAN INTERESARTE

Comparte este articulo

Más historias