Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

¿Qué velocidad de internet necesito en casa?

Ahora que las compañías de telefonía no paran de aumentar la velocidad de internet, nos llega a la cabeza la idea de cuanta velocidad realmente necesitamos tener en casa.

Antes de entrar en detalles, tenemos que recordar que actualmente ya hay velocidades que pueden llegar incluso a los 10 gb de velocidad. Pero ¿realmente interesa tener tanta velocidad?

¿Qué mirar para elegir la velocidad de internet adecuada?

Antes de elegir una tarifa de fibra u otra, lo primero que tenemos que hacer es valorar que vamos a usar con la conexión a internet.

Para comenzar, tenemos que ver cuantas personas van a usar internet, si la fibra será simétrica, el uso que hará cada persona se usará a la vez la conexión y cuantos dispositivos habrá conectados.

¿Cuál es la velocidad ideal para mi casa?

La tarifa más básica de fibra en estos momentos es de 100 megas. Esa velocidad es más que suficiente para la gran mayoría de personas. El problema viene dado en que en ocasiones puede parecer poco por el marketing, pero realmente no lo es.

La velocidad de 100 megas puede ser una buena opción si hay pocas personas en casa. Con esa velocidad se puede ver webs, redes sociales, videos o incluso leer email. Incluso se puede jugar a Stadia o ver una película de Netflix sin problemas. Eso significa que para buena parte de las familias esa velocidad puede ser más que suficiente.

Para evitar quedarse justo, se puede optar por una velocidad de 300 megas. Esa velocidad puede ser interesante si en la unidad familiar hay varias personas. Esta velocidad puede ser una solución interesante para disfrutar de descargas de archivos, ver películas y series… Y hacerlo varias personas a la vez. Gracias a esa velocidad, nadie se quedará sin velocidad. Si notas que la velocidad de descarga se lleva todo el ancho, lo puedes limitar para conseguir que las otras personas también disfruten de la conexión a internet. Pero es más que suficiente para la gran mayoría de familias.

Otra opción puede ser contratar velocidades superiores como de 600 Mbps o 1 Gbps. Muchas personas lo contratan porque piensan que es necesario, pero muchas de ellas solo lo hacen por puro marketing. Realmente pocas familias necesitan esa velocidad. Esa velocidad puede ser interesante para descargar grandes archivos y de manera continuada. Además, a pesar de la descarga se puede usar internet con otros dispositivos para sacar más partido a la red. A no ser que consigas un muy buen precio, esa tarifa no te interesa realmente.

A la hora de contratar una conexión de fibra para jugar a internet, es más importante el ping que la propia velocidad. Y para conseguirlo, la conexión será buena siempre y cuando el router también sea de calidad. En ocasiones el router que nos da la compañía no es bueno, por lo que se recomienda optar por uno propio de más calidad. 

ARTICULOS QUE PODRÍAN INTERESARTE

Comparte este articulo

Más historias