Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Un escáner en 3D para copiar una colección de esculturas

Las tecnologías de escaneado y de impresión en tres dimensiones están llamadas a revolucionar para siempre el mundo que conocemos, ya que van a permitir (de hecho ya lo hacen) registrar copias exactas de cualquier objeto y reproducirlas después con todo lujo de detalles, como si fueran dos gotas de agua. Las aplicaciones de esta técnica son casi infinitas, pero uno de los ámbitos que sin duda se verá beneficiado en seguida es el mundo del arte, ya que con esta técnica se pueden crear copias exactas de obras de arte, ya sea como respaldo en caso de desaparición o destrucción, o para hacer reproducciones que se puedan mostrar o distribuir en otros espacios culturales, ¡e incluso para hacer merchandising exactamente igual que las piezas reproducidas!

34fb1e26d98fd600b36bcae9aa297d3d-660x595

En la ciudad alemana de Frankfurt, concretamente en la galería Liebieghaus, que atesora esculturas de todas partes del mundo y prácticamente todos los estilos artísticos, ya se ha puesto su colección de piezas a disposición de un nuevo modelo de escáner en tres dimensiones, para que dichas piezas queden para la posteridad. Se trata de un escáner de alta velocidad llamado Cult Lab 3d, que está desarrollado por el Instituto Fraunhofer, y que se diferencia de la competencia por su bajo coste y por la rapidez con la que realiza el escaneado.

Con este modelo lo que se consigue es automatizar el proceso de digitalización de los objetos, que hasta entonces necesitaban varias horas para recorrer todos los detalles y recovecos a la perfección. Con este modelo de escáner, sin embargo, apenas se tarda un minuto, una vez que el objeto en cuestión se coloca en la cinta transportadora y es registrado por las distintas cámaras que graban imágenes desde todos los ángulos.

Los desarrolladores de este genial dispositivo esperan que se pueda poner a la venta en estas semanas, por lo que seguro que ya hay más de un museo interesado en contar con este equipo en sus fondos, para guardar una «copia de seguridad» de sus distintas colecciones. Nunca será lo mismo que tener la pieza original delante de nosotros, pero también permite crear reproducciones para estudiar las obras sin estropear los originales.

ARTICULOS QUE PODRÍAN INTERESARTE

Comparte este articulo

Más historias